La Onda Verde

5 octubre 2011

Esta historia la he recibido por e-mail, pero me parece interesante compartirla con vosotros, no se quien es el autor, ni de dónde procede, pero desde aquí le doy las gracias  a su autor por ser tan claro.

La Onda Verde

En la fila del supermercado, le dijeron a una señora mayor que debería traer su propia bolsa de compras ya que las bolsas plásticas no eran buenas para el medio ambiente.

La señora pidió disculpas y explicó: “Es que no había esta onda verde en mis tiempos.”
El empleado le contestó: “Ese es nuestro problema ahora. Su generación no tuvo suficiente cuidado para preservar nuestro medio ambiente.”

Tenía razon — nuestra generación no tenía esa onda verde en esos tiempos.

En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosas y las de cerveza se devolvían a la tienda. La tienda las enviaba de nuevo a la planta para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

Pero no teníamos onda verde en nuestros tiempos.

Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio y oficina. Caminábamos al trabajo en lugar de montar en nuestro vehículo de 300 caballos de fuerza cada vez que necesitábamos recorrer dos manzanas.

Pero tenía razón. No teníamos la onda verde en nuestros días.

Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no había desechables.

Secábamos la ropa en tendederos, no en esas máquinas consumidoras de energía sacudiéndose a 220 voltios — la energía solar y eólica secaban verdaderamente nuestra ropa. Los chicos usaban la ropa de sus hermanos mayores, no siempre modelitos nuevos. Pero esa señora está en lo cierto: no teníamos una onda verde en nuestros días.

En ese entonces teníamos una televisión, o radio, en la casa — no un televisor en cada habitación. Y la TV tenía una pantallita del tamaño de un pañuelo (se acuerdan?), no una pantallota del tamaño de un estadio.
En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hagan todo por nosotros.
Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no plastoformos o bolitas plásticas.
En esos tiempos no encendíamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped. Usábamos una podadora que funcionaba a músculo. Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre pistas mecánicas que funcionan con electricidad.

Pero el está en lo cierto: no había en esos tiempos una onda verde.
Bebíamos de una fuente cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas plásticos cada vez que teníamos que beber agua.
Recargábamos las estilográficas con tinta, en lugar de comprar una nueva y cambiábamos las hojillas de afeitar en vez de echar a la basura toda la afeitadora sólo porque la hoja perdió su filo.

Pero no teníamos una onda verde por entonces.

En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o un bus y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o caminaban, en lugar de usar a la mamá con su coche como un servicio de taxi de 24 horas.
Teníamos un enchufe en cada habitación, no un banco de enchufes para alimentar una docena de artefactos. Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales de satélites a kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

Así que ¿no les parece lamentable que la actual generación esté lamentándose cuán botarates éramos los viejos por no tener esta onda verde en nuestros tiempos?


El aeropuerto de Kai Tak en Hong Kong

26 febrero 2008

Uno de los aeropuertos más complicados del mundo a la hora de aterrizar fue el Kai Tak, que desde 1925 hasta 1998 era el principal aeropuerto de de Hong Kong.

Su principal complicación, entre otras, radicaba en que a menos de 10 Km al noreste existen montañas con picos de 610 metros, al este las montañas se encuentran a menos de 5 Km. y al sur su elevación es de 640 metros. A parte de esto al norte existe una población abundante con edificios de hasta 6 pisos.

No sólo son las montañas hacían difícil el aterrizaje, para llegar a aterrizar se tenía que pasar por zonas dénsamente pobladas que obligaban a los aviones a realizar un viraje de 47 grados a la derecha a 100 metros de altura para poderse alinear con la pista. Una maniobra difícil y que daba poca capacidad de reacción ante fallos.

Aquí podéis ver un aterrizaje perfecto de un 747 donde podéis apreciar esta maniobra

Muchos son los aviones que sufrieron desperfectos con estas maniobras, y 14 los accidentes que se produjeron entre1948 y 1994.

Los habitantes de los alrededores sufrían continuamente de ruidos e interferencias en sus aparatos electrónicos debido a  los aviones que pasaban a pocos metros de sus casas. Aquí os dejo unas imágenes para que os podáis hacer una idea:

Ahora ha sido sustituido por el Hong Kong International Airport .


Música sin sonidos

27 junio 2007

La música es algo vivo, y los músicos experimentan con los sonidos y los silencios, con sus instrumentos, con las voces, con objetos, todo lo que tenemos a nuestro alrededor puede producir música. Ya he posteado algunos ejemplos en esta línea como los Vegetable Orchestra, y su concierto con vegetales o el Beatboxing o la Orquesta de oficina.

En la década de 1950 y para romper una tendencia existente en la música de ese momento llamada serialismo integral que exigía una rigidez extructural extrema, los autores musicales se volcaron en su contrario, creando la música aleatoria.

La música aleatoria es una técnica compositiva musical basada en el recurso a elementos no regulados por pautas establecidas y en la que adquiere un papel preponderante la improvisación a partir de secuencias no estructuradas. Tales rasgos improvisadores pueden fijarse en la creación del autor o en el desarrollo de la propia interpretación.

El azar es un rasgo definitorio de esta técnica compositiva que alcanzaría una notable difusión a partir de la década de 1950.

El americano Jonh Cage legó hasta el extremo de acabar con el proceso creativo por completo. Su obra más extrema es la titulada “4’33” en la cual, durante un periodo de cuatro minutos y treinta y tres segundos, sólo se escucha el ruido de lo que el mismo público pueda producir, al no tener ni idea de lo que está sucediendo ni tampoco saber cómo reaccionar frente a esta “interpretación” sin sonido.

En el programa de la primera interpretación de David Tudor el 29 de Agosto de 1952, estaba catalogada como:

4 piezas…………..John Cage

4´33´´

30´´

2´23´´

1´40´´

(Programa 1952) ,

y su partitura era esta:

Ejemplo de notación de David Tudor de 1989 de la partitura original de 4’33” en 1952. Realizada por el autor, y reproducida por cortesía de David Tudor.

Así también se ha difundido esta obra por televisión, por lo que tenemos imágenes para poder “oírla” interpretada por una orquesta sinfónica y en un teatro lleno de público:

Si no ves el vídeo pulsa aquí

¡Que lástima de instrumentistas sin tocar nada!, después de esto yo ya me siento capaz de interpretar correctamente una obra musical din equivocarme en una nota 🙂


El museo de la historia de los ordenadores

6 junio 2007

Interesante página web la de Computer History Museum , el museo de los ordenadores de Mountain View, California.

“La misión del museo de la historia de la computadora es preservar y presentear para la posteridad los artefactos y las historias de la edad de la información. Como tal, el museo desempeña un papel único en la historia de la revolución de los ordenadores y de su impacto mundial en la experiencia humana.”


Un repaso a los ordenadores y a las histórias asociadas a ellos desde sus inicios (1934) hasta casi nuestros días (1994).
Desde el hardware, los microprocesadores, internet, etc… muy interesante.


Eso si, de momento el texto sólo está en inglés, pero las imágenes son en cualquier idioma (si no eres ciego o con problemas visuales) 😉


Las guerras sin palabras – Animación soviética

28 mayo 2007

Animación soviética realizada con cerillas, cuyo tema y fondo está muy claro, totalmente antibelicista

Dice casi todo sobre las guerras sin decir una palabra.  (personas sensibles abstenerse).

Si no ves el vídeo su enlace es este.


EL caballo de Troya versión actualizada

27 mayo 2007

Animación en flash española ganadora del “Notodofilm Fest 2006″, recreación del caballo de Troya  para anunciar el Opel Corsa, vamos un Opel Troya

via: haha.nu


Aprenda a embalsamar como un egipcio en 5 minutos

26 mayo 2007

Si sois amantes de la egiptología, o por lo menos un poco curiosos con lo relacionado con el antiguo Egipto en The Oriental Institute of the University of Chicago, han realizado una animación/juego/Didáctica muy buena titulada Mummy Maker cuya finalidad es enseñarnos las antiguas técnicas de embalsamamiento de los antiguos egipcios.

Paso a paso nos van indicando las herramientas, recipientes, utensilios y fases, que tenemos que realizar o utilizar para embalsamar y crear la momia del Sacerdote Seneb.

Se comienza extrayendo el cerebro:

Después se le quitan los órganos internos y se meten en cada una de sus urnas… así hasta pasar por las siete fases, hasta que dejamos a la momia del sacerdote lista para su paso a la eternidad.

Curioso e instructivo. De esta manera sí se aprenden las cosas fácilmente, aunque sólo sea superficialmente, más que aguantando a un erudito profesor en una conferencia inacabable (¿a que sí?). Bueno, vale, admito que con el profesor se aprenden muchas más cosas, pero … no es tan entretenido.

Por cierto, como habréis notado en la foto, todo el texto está en un perfecto inglés, pero es fácil…