Curiosidades de las sustancias placebo

En este vídeo se explica qué son las sustancias placebo pero también está lleno detalles sobre los estudios que se han llevado a cabo con ellas y sus curiosos efectos.

Por resumir para quien no lo sepa: los placebos son «medicina de mentirijillas». Se utilizan en ensayos clínicos para comprobar la efectividad de los medicamentos «de verdad». Hay una buena explicación en el primer capítulo de Escépticos.

Un gran ejemplo de placebo es tal vez el «sana, sana, curita de rana» con el que los padres curan a los pequeños que se caen en el parque. En forma de «medicinas» normalmente son pastillas de «nada», algo así como agua con azúcar. La homeopatía y muchos productos de «efectos mágicos y milagrosos» de venta en farmacias –pulseras energéticas, etcétera– son también básicamente placebos.

Los científicos comenzaron a asombrarse hace tiempo cuando comprobaron en estudios serios que algunos placebos parecen funcionar a veces: basta que la gente crea que una pastilla cura para que –a veces– se curen o al menos mejoren. Naturalmente, el efecto placebo no hace nada para que el problema se resuelva: son todo un truco de nuestro cerebro y nuestro cuerpo, que puede segregar dopamina y otras sustancias por mera sugestión.

Como es lógico, un placebo inerte no puede curar un cáncer, pero para otras dolencias menores o incluso producidas por problemas psicológicos un placebo puede funcionar hasta en el 30 por ciento de las ocasiones – y eso es un porcentaje altísimo: algo totalmente contrario al sentido común y anómalo en la ciencia médica.

Entre la lista de curiosidades que se explican en el vídeo, resulta que en los placebos…

  • Cuanto más grandes son las pastillas, más curan
  • Curan más dos pastillas que una sola…
  • … y las azules curan más que las rojas
  • Los placebos en píldoras curan más que las pastillas…
  • … y las inyecciones curan más que las píldoras
  • También hay pruebas placebo: rayos X, escáneres, etcétera…
  • … Y hasta cirugía placebo

Otro caso que me llamó la atención es que también existen productos placebo para deportistas: toda la gama de tiritas para la narizpulseras del equilibrio, energéticas y similares. Lo increíble: que hay organizaciones que –aun sabiendo que son placebos– pide que sean eliminadas por ser «sustancias dopantes», dado que parecen aumentar el rendimiento de los atletas (!) Es casi como pedir que prohiban dar ánimos antes de un partido o desde la grada. O que prohibieran llevar a los deportistas medallitas con la virgen o una pata de conejo porque no es que les traiga suerte, es que efectivamente funcionan (!)

Sabemos mucho sobre los placebos, pero también hay muchas otras cosas que no sabemos. De hecho están en la lista de 13 cosas que no encajan en el mundo de la ciencia, una recopilación de «misterios» más o menos complejos que por suerte poco a poco la ciencia ha ido desvelando en años recientes – véase como ejemplosolución a la #2.

(Vía Boing Boing.)

(Vía Microsiervos)

Una respuesta a Curiosidades de las sustancias placebo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: