Pequeños grandes errores de la historia

En El efecto montana aparece, como referencia a Chistes, Bromas y Tonteras. Unas historias muy curiosas sobre hechos de la historia que, después del paso del tiempo, la humanidad se da cuenta que eran una gran metedura de pata.

Desgraciadamente nos creemos que acontecimientos que suceden en la actualidad, y opiniones que vierten los “grandes hombres” actuales, son grandes verdades. Con el paso del tiempo esas grandes verdades y remedios  se quedan en nada o en verdaderas mentiras., y que las grandes verdades no existen, van transformándose y evolucionando dependiendo de múltiples factores externos.

Me voy a dejar de rollo y aquí tenéis estos pequeños grandes errores de la historia.

En 1879 fue introducida en Estados Unidos una sustancia para tratar la adicción a la morfina: la cocaína.

En 1853 John Coffee
construyó la cárcel en Dundalk, Irlanda. Quedó en bancarrota en el
proyecto y se convirtió en el primer preso de su propia cárcel.

En un memorandum interno de Western Union en 1876 escribieron lo siguiente después de que Alexander Graham Bell
les ofreció venderles los derechos para el teléfono: “Este ‘teléfono’
tiene muchas cosas en su contra como para ser seriamente considerado un
medio de comunicación. El aparato no tiene ningún valor para nosotros”.

El “hombre del año” en 1938 según la revista Time era Adolfo Hitler.

En 1943, Thomas Watson, director de IBM, hizo una declaración diciendo “yo creo que hay un mercado mundial para quizás cinco computadoras”.

Ronald Reagan, el ex-presidente de los Estados
Unidos y exactor de cine, fue rechazado para el rol principal en una
película de 1964 llamada “The Best Man” porque “no tenía apariencia de
presidente”.

“No nos gusta como suenan, y la música de la guitarra esta pasando de moda” dijeron los de Decca Recording Company en 1962 al rechazar a los Beatles.

“640 Kb de memoria deben ser suficientes para cualquieraBill Gates en 1981.

El emperador en la silla eléctrica. En Agosto de 1890 un prisionero fue ejecutado en la silla eléctrica. Esta fue la primera ejecución que se hizo por ese método. Cuando el Emperador Menelik II de Abisinia (Etiopía hoy) se enteró, encargó tres sillas eléctricas a los Estados Unidos. El único problema fue que, al llegar el envío, descubrió que necesitaban electricidad para funcionar (Abisinia todavía no contaba con este adelanto). Como el emperador era muy inspirado pronto le encontró la solución. Uso una de ellas como su propio trono imperial.


Anuncios

4 Responses to Pequeños grandes errores de la historia

  1. Kusanagui dice:

    jajajaja que pifias tremendas

  2. paullete dice:

    no pos ke chingaderas son esas aber aber
    kuenten kosas ke en verdad la interesn a las personas
    no esas mamadas

  3. I’m impressed, I must say. Rarely do I come across a blog that’s
    both educative and engaging, and let me tell you, you’ve hit the nail
    on the head. The problem is something that too few people are speaking intelligently
    about. I am very happy that I found this during my search for something regarding this.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: